¿Cómo preparas tú la Navidad? Cuatro Ideas DIY

Calendario de adviento, estrellas Waldorf, postales y adornos hechos con elementos de la naturaleza. Mis cuatro básicos para preparar el tiempo de adviento.

El año pasado publiqué el artículo “Preparando el adviento: ideas DIY para hacer con niños” en el que te proponía cómo hacer un calendario de adviento con materiales naturales. Este año te contaré cómo preparo la antesala de la Navidad.

Preparando el tiempo de adviento:

Cómo contaba en el post sobre el calendario, lo primero que hago es el Calendario de adviento. Si tienes un soporte de años anteriores, solamente tendrás que hacer los “días”; puedes elaborar paquetes, sobres, sacos, cestas… La estructura que utilizamos el año pasado fue un árbol hecho con unas tablas de madera y unos tornillos para poder enganchar los sacos. Esta vez, re-utilizaremos este árbol y haremos variaciones en los números. ¿Qué hay dentro de cada paquetito? Pequeños tesoros: piedras bonitas, avellanas, canicas, enanitos de fieltro, duendes realizados con piñas, chocolatinas… Si quieres más ideas sobre los regalos visita “De mi casa al mundo“. ¡Imprescindible tener el calendario de adviento terminado la noche del 30 de noviembre!


Otra de las cosas que he incorporado a mis clásicos de Navidad son las Estrellas Waldorf. Son unas estrellas hechas con papel de cera o papel de cebolla de colores; se realizan doblando el papel con diferentes pliegues según el diseño que escojamos.  Yo les incluyo un hilo de arpillera para poder colgarlas. El papel de cera no resulta fácil de encontrar; una versión más accesible es hacerlas con papel de horno, en blanco. Yo he encontrado papel vegetal de colores en la papelería La Riva en Madrid  (en A3) y en Lora Lora (A4), aunque quizás lo puedas adquirir en alguna papelería especializada de tu ciudad. Merece la pena hacerlas en color porque son muy vistosas. Puedes encontrar todos los patrones aquí.


El clásico de los clásicos: “Christmas Cards“. Siempre me ha perecido una preciosa costumbre felicitar la Navidad y el nuevo año con una postal. El hecho de escribir a alguien requiere un tiempo que hoy día con el permanente uso de la tecnología hemos perdido. Pero no se percibe igual enviar nuestros mejores deseos en un mensaje de WhatsApp  o e-mail, que con una tarjeta. Más si es personalizada. Hay postales increíbles compradas que además destinan sus ventas a fines solidarios, como la protección de la infancia; pero también puedes hacerlas con cartulina y otros retales de papeles diferentes. De cualquier manera, el hecho de recibir una carta por correo no virtual en el tiempo de adviento, es algo muy especial. Echa un vistazo a tu buzón, igual alguien te sorprende 🙂


Adornos naturales: algo que puedes ir haciendo todos los años y conseguir un buen surtido de elementos decorativos. Las frases Menos es más o Más vale poco y bueno que mucho y malo son muy acertadas en este caso. Además, con niños pequeños, es mejor tener adornos que ellos puedan disfrutar y que a la vez se puedan conservar. En lugar de tanto plástico opta por la madera.  Es cierto que los adornos más bonitos de Navidad son caros y, si te fijas, muchos están hechos con materiales naturales. Algo fácil de conseguir y con un efecto realmente sorprendente es hacer ornamentos con piñas (pintadas con un spray o esmalte dorado y atadas con una cuerda o barnizadas en un centro de mesa con algunas ramas). Otra opción es confeccionar adornos con telas de Navidad y fieltro o cartón. Infinitas ideas en Weihnachten.

¿Te gusta? ¡Compártelo!